• Español
  • Català
  • English
  • Italiano
  • Français

Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo

¿Qué es el TOC?

 

Un trastorno obsesivo, compulsivo o no, es una enfermedad psicológica que se produce por un elevadísimo nivel de ansiedad. Esto se manifiesta en la aparición de pensamientos repetidos en torno a uno o varios temas. Si la ansiedad es más elevada  se pueden llegar a producir actos compulsivos o rituales, ya sean conductuales o mentales, con el fin de contener los temores que producen dichos pensamientos. 

Por tanto, para reducir las manifestaciones obsesivas, el primer paso es reducir mucho esa ansiedad. Si hacemos desaparecer la ansiedad podemos llegar a hacer desaparecer las obsesiones.

Índice de contenidos

qué es el TOC
Síntomas del TOC

Síntomas del TOC

Hay dos síntomas principales. El grado en el que se manifiestan puede variar desde algo breve y puntual hasta síntomas recurrentes que comportan una gran cantidad de energía y tiempo.

Trastorno obsesivo «puro»

¿Qué son las Obsesiones?

Las obsesiones son pensamientos, imágenes o miedos que los vivimos como intrusivos y que provocan malestar. Pueden aparecer de varias formas y llegar a ocupar todo el día. Sí, habrá momentos en que te sientas mejor o en los que te distraigas temporalmente, pero siempre estará presente.  Algunos temas recurrentes son:

  •   Hacer daño a alguien.
  •   Ser homosexual. 
  •   Miedo a ser pedófilo.
  •   ¿Qué pensarán de mí?
  •   ¿Qué dirán?
  •   La culpa y/o el pecado.
  •   Contar/ordenar.

Cuando el TOC se manifiesta  exclusivamente mediante obsesiones, estamos ante un trastorno obsesivo que podríamos definir como «puro», para indicar que todo el proceso se desarrolla exclusivamente de forma mental, sin necesidad de actos y rituales externos (compulsiones) . Si también aparecen compulsiones o rituales, que responden a un mayor grado de ansiedad, estamos hablando de Trastorno Obsesivo Compulsivo. Es fácil confundir las etapas de un TOC, ya que muchas veces las compulsiones se manifiestan como exclusivamente mentales, mediante repetición o comprobaciones.

Obsesiones y Compulsiones: el Trastorno obsesivo-compulsivo


En este caso, además del pensamiento obsesivo, también se realizan rituales o actos que tienen la finalidad (ilusoria) de intentar reducir la ansiedad que provoca la obsesión.

¿Qué son la Compulsiones?

Dada la ansiedad producida por las obsesiones, las personas con TOC buscan algo para aliviar el miedo constante, una tarea cuyo efecto se puede observar en poco tiempo, para sentir que al menos eso está en orden. Así aparecen los rituales o compulsiones. Sin embargo, estos rituales, en lugar de aliviar, pueden agravar el TOC y convertirse en una obligación que hay que realizar para evitar que pase algo negativo. Por ejemplo: “si no compruebo cinco veces  que he cerrado el gas, explotará la casa”. 

Las compulsiones son comprobaciones, rituales o gestos que la persona repite con el fin de neutralizar o reducir el riesgo de que pase algo negativo. Por lo tanto, las compulsiones ayudan a bajar la ansiedad temporalmente. El problema es que la persona con TOC suele necesitar cada vez más repeticiones para sentir el mismo alivio y/o para estar seguro que lo ha hecho las suficientes veces como para evitar el inminente peligro. Por otra parte, también es posible que la persona añada cada vez más pasos al ritual hasta que este le calme lo suficiente. Esto hace que la persona pierda mucho tiempo durante el día, lo que reduce su espacio para el disfrute, pero también puede tener consecuencias graves como llegar tarde al trabajo o no tener el tiempo para llevar a cabo las tareas diarias.

Qué son las compulsiones del TOC
qué es el TOC

¿Por qué las personas con TOC no consiguen parar las obsesiones y/o rituales?

Es una muy buena pregunta y tiene mucho que ver con las causas del trastorno obsesivo compulsivo.

Muchas personas con TOC (y también personas sin TOC), piensan que el problema que tienen son las obsesiones y rituales. Sin embargo, las obsesiones y rituales son la consecuencia de un nivel muy alto de ansiedad. Es sólo la punta del iceberg, lo que podemos observar. 

Por lo tanto, para curar el TOC se tiene que analizar qué es lo que actualmente está causando esta ansiedad en tu vida.  Para muchas personas con TOC la respuesta será “no estoy contento con mi trabajo, lo hago porque gano dinero/mis padres querían que haría esto/es más fácil seguir que cambiar”, “no expreso lo que realmente quiero/necesito/siento por miedo a lo que pensarán los demás”, “tengo muchísima energía, pero no la libero porque no sé qué pasaría si lo haría” o “Lo que hago realmente no me apasiona, pero no me atrevo a hacer lo que me gustaría de verdad”. En consecuencia, muchas personas con trastorno obsesivo compulsivo viven una vida que no corresponde con quienes son de verdad. Esto no sólo implica mucha energía, sino también el hecho de no poder ser tú mismo/a y no dejarte conocer de verdad, de no actuar con naturalidad y espontaneidad, de pensar en la vida en lugar de vivirla, de no dejarse conocer verdaderamente: al final, esto es lo que causa tanto dolor a las personas con TOC.

No obstante, muchas personas con TOC y también muchas terapias hoy en día se fijan en reducir los síntomas en vez de buscar la causa de la ansiedad.

En Ipitia creemos que es absolutamente necesario trabajar en la causa de la ansiedad  para que la persona se pueda llegar a liberar del TOC. Esto a veces requiere cambios importantes pero siempre lleva a que la persona sea más congruente con quien es, a que viva con más pasión y que haga las cosas que le apetezcan sin pensar tanto en el juicio de los demás.

Cuáles son las Obsesiones más comunes

El contenido de un trastorno obsesivo puede ser muy variado. Hay multitud de tipos de obsesiones y además pueden ir cambiando con el tiempo, de modo que una persona puede tener primero una obsesión con uno o varios temas y en otro momento de su vida, con otros. 

En IPITIA, hemos observado estos diez tipos como los más frecuentes que acuden a nosotros: 

qué es el TOC

Causas del TOC

Como en la mayoría de patologías físicas o psíquicas, la genética predispone, pero no condena. Es decir, que se puede ser genéticamente vulnerable a desarrollar obsesiones y una tendencia a activar esta enfermedad, pero no necesariamente llegan a padecerla. Esta es la razón por la cual el TOC se puede curar o reducir de manera tan sustancial que ya no sea un problema. 

La incubación de lo que en un futuro será el TOC en el futuro se inicia, normalmente, en algún momento de la infancia o adolescencia. Las pulsiones, instintos y emociones expresadas en esos periodos de vida son la garantía de no desarrollar un trastorno obsesivo en el futuro.

Sin embargo, en esta etapa puede producirse una situación de estrés o traumática (acoso escolar, una situación familiar angustiosa, abusos psicológicos o sexuales, etc.), que generan miedo e inhibición. Ante esto, el niño puede aprender a reprimir sus emociones como una medida de seguridad. Aprende a controlar  sus pulsiones naturales mediante el intelecto, casi sin darse cuenta. Comienza a razonar qué hacer y qué no, a evitar relacionarse y a reservar su mundo interior sin compartirlo con nadie. O puede que haga lo que quiere, pero sintiéndose culpable, abandonando su verdadera personalidad. 

De este modo, crea un bloqueo psico-biológico que, de no poder liberar, acabará generando una personalidad obsesiva y, en función de las circunstancias que le sucedan en la vida, algo más grave. Es decir, estos bloqueos pueden derivar en la aparición de un trastorno obsesivo o un trastorno obsesivo compulsivo, con la ansiedad como base de la aparición de obsesiones y compulsiones. 

En la primera etapa adulta, pueden empezar a aparecer los primeros síntomas en forma de ideas obsesivas, rituales, incapacidad para realizar determinados actos. Aunque al principio muchos intenten disimularlo, puede llegar a apoderarse de ellos hasta que se vuelve imposible negar que tienen un problema.

El trastorno obsesivo se produce cuando a lo largo del tiempo la persona no ha encontrado ninguna vía de escape para liberar sus pulsiones, para desbloquear el sistema nervioso colapsado. La ansiedad y represión acumuladas han llevado a un estado de tensión interna que da lugar a lo que podríamos llamar una cárcel mental. Para poder salir de ella, hay que desbloquear las fuerzas primarias que se encuentran reprimidas.

Cuando el nivel de obsesión llega a su nivel más alto, estamos ante un trastorno obsesivo-compulsivo. En él, el individuo ha desarrollado una serie de rituales en la conducta o el pensamiento que sólo al ser realizados, le permiten un cierto grado de tranquilidad durante un breve espacio de tiempo. Los rituales pueden ser mentales o conductuales. Por ejemplo: lavarse las manos muchas veces seguidas, poner un objeto en un sitio determinado número de veces, tocarse una parte del cuerpo en un orden especial, o simplemente hacerse una y otra vez esas preguntas que le generan miedo (¿Soy homosexual? ¿Debería dejar a mi pareja? ¿He hecho o podría hacer daño a alguien? etc.)

¿Se puede superar un TOC?

Más allá de etiquetar como crónico el trastorno obsesivo o de basar el tratamiento enteramente en la medicación o en la reducción de los síntomas, proponemos ir más allá para trabajar la raíz del problema, con el objetivo de solucionarlo.

Por ello, cuando una persona padece un trastorno obsesivo-compulsivo, hemos de analizar las causas y trabajar para devolverles el instinto perdido, su valor y su capacidad de enfrentarse a sus miedos y tomar una posición ante la vida.

Desde IPITIA, proponemos «entrenar» al paciente en la activación y focalización pulsional, a través del cual el paciente pasa por una serie de procesos vitales que le permiten empezar a poner en marcha aquellos aspectos bioquímicos y cognitivos que fueron bloqueados.

La parte más importante del proceso terapéutico llega cuando el paciente tiene que plantearse cuáles son sus verdaderos objetivos vitales y comenzar a luchar por ellos, en ocasiones comenzando a cuestionarse las creencias que le hayan inoculado a lo largo de su vida y comenzando a confrontarlas. Es aquí donde nos podemos encontrar las mayores resistencias.

Para conocer más sobre los resultados de la terapia de trastorno obsesivo compulsivo, te invitamos a leer este estudio que hemos realizado con nuestros pacientes para evaluar la incidencia del tratamiento.

qué es el TOC

Nuestra metodología de tratamiento del TOC

Cuando una persona llega a IPITIA para iniciar terapia de trastorno obsesivo/compulsivo con nuestros psicólogos , lo primero que hacemos es una primera sesión de valoración y estudio del caso, así como de diagnóstico. En base a la información de esta primera sesión, se diseña un plan de tratamiento personalizado para adaptarse lo máximo posible a las necesidades específicas de la persona, descubrir sus bloqueos y cómo enfrentarse a ellos.

La terapia combina análisis terapéutico y ejercicios (tanto dentro como fuera de la sesión) siguiendo una metodología Analítico Experiencial llamada AFOP®, en realidad una síntesis de diferentes corrientes de la psicología que busca activar las pulsiones primarias de la persona y focalizarse en los retos vitales. Ambos elementos permiten la reactivación del sistema nervioso bloqueado y combatir la ansiedad responsable de obsesiones y compulsiones al sustituir el miedo por valor, el razonamiento por instinto, el miedo por acción y la inhibición por la vida.

De este modo, no sólo nos centramos en los síntomas y en el manejo del pensamiento y conducta, sino que buscamos una terapia más flexible y personalizada que indague en esos bloqueos y evite los patrones de control que han producido el trastorno en su origen.

Se trata de una metodología inmersiva en la que necesitamos la implicación del paciente para lograr un cambio de vida, siempre con el acompañamiento terapéutico para poder ayudarle en todo momento en este proceso.

Puedes conocer más sobre la metodología de IPITIA en este enlace.

Modalidades de Terapia para TOC

 

En nuestro centro ofrecemos diferentes respuestas para adaptarnos a las diferentes necesidades de nuestros pacientes: 

  • Terapia presencial: se puede realizar en nuestro centro de Barcelona o en la delegación de Madrid. Las sesiones tienen una duración de una hora.
  • Terapia online: realizada por videollamada a través de Skype, esta modalidad está destinada a personas que, por distancia o cualquier otro factor, no pueden realizar terapia de manera presencial con nosotros. El método está adaptado para resultar igualmente efectivo. 
  • Terapia intensiva individual:  un plan totalmente personalizado de 5 días que incluye sesiones de psicología y ejercicios terapéuticos guiados. Para poder realizarlo es necesario haber realizado previamente al menos cinco sesiones individuales (ya sea presenciales u online), con el fin de valorar su idoneidad para el paciente y recabar información para personalizar el programa. Una vez finalizado el intensivo es necesario continuar con la terapia individual online aunque sea de modo más espaciado. Esta terapia intensiva individual puede ser considerada un punto de inflexión en el tratamiento.
  • Terapias grupales: disponemos de diferentes actividades grupales quincenales y sesiones de terapia grupal puntuales donde se trabajan las dimensiones simbólicas del TOC a través de diferentes ejercicios

qué es el TOC
Qué son las compulsiones del TOC

En IPITIA somos especialistas en Trastorno Obsesivo y Trastorno Obsesivo Compulsivo, ya sea en adultos, en niños o adolescentes. Tenemos experiencia tanto en casos graves y resistentes como en casos leves y más cercanos a un Trastorno de Ansiedad. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si:

  • Llevas muchos años con TOC, has probado muchos tratamientos y no encuentras una salida que te haga vivir una vida más plena y libre de obsesiones. Te ofrecemos un tratamiento contundente y personalizado para comenzar el camino de la superación del TOC. 
  • Si te acaban de diagnosticar un TOC y no sabes cómo comenzar a enfrentarte a él. 
  • Si crees que podrías tener un TOC y necesitas la opinión profesional de un psicólogo especialista.
  • Si tienes un familiar mayor de edad que tiene un TOC y, con su autorización, le estás ayudando a buscar la ayuda que necesita. 
  • Si tu hijo/hija tiene un TOC o crees que podría tenerlo y necesitas un especialista en TOC infantil y juvenil. 
  • Si necesitas ayuda psicológica para poder afrontar el TOC de un familiar

Queremos dejar claro que ninguna terapia puede garantizar una cura del TOC milagrosa, pero para poder enfrentarse al trastorno obsesivo compulsivo y poder vivir una vida más plena y libre de pensamientos obsesiones, es importante ponerse en manos de profesionales cualificados. Los psicólogos de IPITIA cuentan con la formación y experiencia necesaria para diseñar un plan de tratamiento personalizado y adaptado a tus necesidades. De este modo es como buscamos ofrecerte una terapia contundente que vaya a la raíz del problema y te de las herramientas necesarias para superar la sintomatología obsesiva. 

Otras modalidades terapéuticas

Terapia presencial

Terapia presencial

Desde el principio trabajamos para disminuir el nivel interno de ansiedad, de modo que las obsesiones y compulsiones disminuyan.

Terapia Online

Terapia Online

Modalidad eficaz destinada a aquellas personas que no pueden asistir a una terapia individual presencial

Terapia de grupo

Terapia de grupo

Los pacientes se enfrentaran a sus miedos e inhibiciones de una manera diferente e innovadora

o escrí­benos con tu número de teléfono y cuándo quieres hablar y te llamamos nosotros, sin coste para ti

© Copyright 2020 | IPITIA | Institut Psicològic Internacional | www.ipitia.com | Adaptación web 2XI media
Protección de Datos | Aviso Legal | Enlaces de interés | Uso de Cookies | Trabaja con nosotros